v i s i t a n t e

web counter

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Río Areco, último fin de semana del año

Cientos de familias se apostaron junto al Río Areco el pasado domingo de diciembre, sobre las costas del centro de San Antonio. El tramo comprendido entre el Puente Viejo y el Anfiteatro estuvo repleto de visitantes que, en busca de combatir el calor y darse un chapuzón en aguas frías, disfrutaron del piletón durante toda la jornada.
La mayoría de la gente, proveniente del Conurbano o del Gran Buenos Aires, escapa de zonas donde no existen cauces de agua natural -ya sea río o arroyo-, por lo cual los fines de semana se convierten en una tortura para ellos al tener que soportar las altas temperaturas entre el hormigón de sus propias urbes. La opción de pasar el día en San Antonio de Areco surge entonces tentadora: ubicado a no mas de 50 o 60 kilómetros de distancia, con extenso verde a orillas del río, mucha tranquilidad para disfrutar y un colectivo de línea que por solo $3.50 eyecta al interesado en el centro de la costanera arekera.
A la hora de comer, los conurbaneros prácticamente se apoderaron de los terrenos lindantes a las Compuertas instalando grandes mesas de almuerzo compuestas por numerosos comensales. No faltó el asado, las viandas y en reiterados casos, las bebidas alcohólicas. Radios AM y FM se escucharon de fondo por doquier, en medio de un clima pesado que incitaba a refrescarse, con el fiel paisaje de las aguas amarillentas cayendo desde distintos saltos.
Luego de los alimentos, cerca de las tres de la tarde, las conservadoras con bebidas frías fueron trasportadas a pocos metros del río y el piletón terminó de colmarse. Pelotas de playa dentro del agua, botecitos y hasta las infaltables orcas inflables se desplegaron por todo el lugar. Como una inmensa pileta de hogar abierta al público.

REALIDAD OBVIADA

Seguramente, los 33 grados de temperatura que se registraron a media tarde en Navidad, hicieron olvidar la noticia acerca de la alta contaminación que posee el río, aunque muy pocos de los forasteros presentes tenían conocimiento de los análisis efectuados por el club de pescadores. Esos resultados habían arrojado días atrás la certeza de que las aguas registran cinco veces mas de NMP de lo admitido como índice normal. Una verdadera lástima, pero algo real que debería comenzar a ser aceptado: el río esta contaminado. Y ver tanta gente bañándose como si nada pasara no es signo de que el mensaje se haya entendido.
Igual, uno puede meterse si quiere..

2 comentarios:

A tres puntas dijo...

Feliz año Maquina Mirandera!!!
Que en el 2008 la Maquina nos siga mirando!!!

Felicidades

Tomas

Caballero de la Quema dijo...

Graciass tomy!! sii obviamente que seguiremos, la mákina no quiere parar..

FELIZ 2008