v i s i t a n t e

web counter

martes, 13 de noviembre de 2007

Los audaces de la democracia

Veo también que los antiguos son los que dominan el circo.
Al parecer, la gente cuando ve caras nuevas a la hora de votar, se asusta. Sabe como funciona la politik, y siente que esos candidatos que se presentan como un ciudadano mas, no van a poder dar batalla contra los que hegemonizan el poder, “los de arriba” como muchos los llaman. A veces, terminan por votar al que mas nos venden, al que mas aparenta. ¿Y estos candidatos quienes son? se preguntaran muchos, mientras meten en la urna la boleta de lo que ya habíamos votado una vez, no hace mucho tiempo, los que habían prometido no mentir jamás. Pero again, vuelven a caer en la trampa.
Reflexiono, al fin, que en esta versión de la democracia, la política es un espectáculo lamentable en donde no vencen los innovadores, los que se adelantan, o los que saben por que la han sufrido. Vencen los que mas resisten, los que mas tranzan, los mas habilidosos en eso de adaptarse a lo nuevo, los que no cambian. “Que cambie algo para que nada cambie”, pensaron para contrarrestar la revolución francesa. Cientos de años mas tarde, todo eso parece tener vigencia.
Los políticos que gozan de mayor respeto entre el común de la gente son aquellos que mas engañaron. ¿Qué diferencia hay entre el candidato del partido al que solo votarán sus conocidos y la señora del presidente? o entre un asambleista y la Supercarrió? ¿están seguros de que el presidente de turno, es siempre el mas capacitado de todo el país para hacerse responsable de lo nuestro? Estoy pensando que ya no se trata de capacidad ni de inteligencia, ni de amor por el bien. Se trata, tal vez, de audacia. Esa audacia de unos pocos que los vuelve a poner en el cuarto oscuro, sonriendo en la foto de alguna lista sabana, listos, para ser nuevamente votados por usted.

Fragmento de nota publicada x KdlQ en
Las Hojas del Pilar /mayo 2006/

2 comentarios:

A tres puntas dijo...

Caballero, no hay que despreciar a la audacia. Es uno de los principales atributos que debe tener un buen político. A muchos les falta y por eso pierden oportunidades únicas. El tema es animarse y son pocos lo que lo hacen.

Saludos

Tincho

Caballero de la Quema dijo...

marrtinn!
es cierto, la audacia buena es una virtud rica y necesaria.. pero hay diferentes tipos de... atención!!
la audacia que engaña, que surge para dominar a la masa obediente es detestable.,

graciass x comentar!